EL POPULAR MÉTODO PARA UTILIZAR LA GRASA COMO ENERGÍA

Por:


Publicado en: 21 junio, 2016

Como ya les contamos en una ocasión anterior, la grasa es una excelente fuente para utilizar en aquellos momentos en que la energía es escasa. A pesar de que suene tan fácil como sólo correr para aprovechar esta energía, la verdad es que hay algunas cosas que pueden hacer para fomentar esta quema de grasa, que tanto necesitamos cuando el objetivo no es sólo disminuir tiempo, sino que también peso.

Para cumplir con este objetivo de mejor manera, hay algunas técnicas muy fáciles que puedes aplicar para poder transformar la grasa en energía.


CONSUMO DE GLUCÓGENOS

Cuando consumes alimentos ricos en hidratos de carbono (pan, harinas, cereales, etc), tu cuerpo lo almacena en forma de glucógeno en el hígado (glucógeno-hepático) y en los músculos (glucógeno-múscular).

En palabras simples, el glucógeno es una forma simple en la que el cuerpo almacena los carbohidratos, para que sea fácil acceder a ellos cuando falta energía.


PHIL MAFFETONE Y SU FÓRMULA 180

El Doctor Phil Maffetone, es el creador de esta fórmula que no sólo te ayudará a mejorar tu entrenamiento, sino que también ayudará a incrementar su resistencia. El creador del libro “The Big Book of Endurance Training and Racing” comprobó el éxito de este método a través de varios alumnos.

¿CÓMO FUNCIONA?

La fórmula 180 funciona a través de la búsqueda del ritmo cardíaco de entrenamiento aeróbico, a través de algún aparato que les permita hacerlo (bandas cardíacas o reloj con pulsómetro).

El doctor Maffetone, afirma que esta fórmula permite ver cambios a tan sólo 2 meses desde su primera ejecución, lo que finalmente se traduce en la mayor utilización de grasas como combustible de manera más rápida. También ayudará durante el entrenamiento, ya que permite que puedan correr más rápido, manteniendo los niveles cardíacos más bajos.

A modo de ejemplo, el doctor cuenta el caso de uno de sus alumnos, quién comenzó corriendo a 5.25 minutos por kilómetro, y después de aplicada la fórmula logró reducir su tiempo por kilómetro llegando a los 4.13.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

En el libro también se hace alusión al siguiente término: “train low, compete high”, lo que significa: “entrenar bajo, competir alto. En palabras simples, lo que se propone con esto es que en los entrenamientos sean de menor intensidad, para que la reserva que se utilice de glucógeno sea baja, al contrario de la carrera en la que la intensidad debe ser incrementada para aumentar el consumo de las reservas de glucógeno.

En otro post les contaremos cómo aplicar este método de manera más extensa, recuerden que todos somos diferentes y lo que a uno funciona podría no tener la misma efectividad con otro.