Estamos seguros que gran mayoría de ustedes, si es que no todos, incluyen en en sus entrenamientos este tipo de disciplina: el entrenamiento de series. Las series como método de entrenamiento siempre son más exigentes en cuanto a el esfuerzo; puesto que requieren una mayor concentración y un mayor esfuerzo psicológico: obligan a controlar los ritmos, necesitan recorridos pero lo mejor de todo es que permiten mejoras importantes.

NO ESPERES RESULTADOS RÁPIDOS

Los resultados del entrenamiento de serie, quizás no se dan rápido como en otro tipo de entrenamientos. Pero esto no debe desanimarlos. No deben pensar que por entrenar fuerte una semana, la siguiente estarán perfectos. Sino que después de un tiempo trabajando las series se darán cuenta los primeros resultados.

¿CÓMO EMPEZAR LAS SERIES?

Lo mejor es empezar suave en la primera y terminar la última serie, más fuerte. Esto porque la mente sólo recuerda las últimas series de cada entrenamiento; de este modo podemos “engañarlo” para entrenarlo mejor y, además sin correr el riesgo de caer en el sobreentrenamiento.

¡NO SE PAREN A RECUPERAR ENTRE SERIES!

Es recomendable hacer la recuperación entre series largas (o en el entrenamiento interválico) trotando suavamente, en vez de parar totalmente, para así no hacer trabajar al corazón doblemente.

Como siempre les decimos para cada uno de ustedes hay necesidades distintas. Muchos de ustedes se preparan para distintos desafíos y es muy probable que las ambiciones que tienen cada uno para las determinadas competencias también sean distintas, lo importante es que su plan de entrenamiento siempre sea aterrizado a esas necesidades y ambiciones y que por supuesto esté asesorado por un especialista que los pueda guiar a armar su plan de entrenamiento, y así puedan evitar cometer errores.

También podría interesarte: