Muchas veces, como corredores, tendemos a eliminar el estrés corriendo.Cualquier pena, rabia o mal rato es solucionado rápidamente por un par de kilómetros. Esto puede resultar muy útil en muchas ocasiones, ya que despejarnos por momentos es un gran respiro, sobre todo cuando lo hacemos a través del deporte.

A pesar de que sea bueno por un lado, es malo por otro, ya que el exceso de “uso” podría provocar lesiones. Pero esto es totalmente evitable, sigan estos consejos.

¿Y SI YA ESTOY LESIONADO/A?

– Prepárate de la mejor manera para un tiempo ´fuera de las pistas´.
-La cantidad de tiempo que demores en recuperarte, dependerá de tu tipo de fractura y dónde esté ubicada. ¡Paciencia!
-Si tu lesión fue en el pie, es probable que demore más en recuperarse, ya que controlan el mayor peso de tu cuerpo.


¿DESPUÉS DE RECUPERARME PUEDO VOLVER A HACER ENTRENAMIENTOS DE FONDO?

Lo ideal es que si recién te recuperas comiences poco a poco, entendemos que esto pueda suceder en medio de una preparación competitiva, pero de todas formas deben ser muy cuidadosos.


¿CÓMO SÉ QUE MI FRACTURA O LESIÓN FUERON POR ESTRÉS?

Independiente de la lesión que sea quién finalmente determina si fue por estrés o no es un médico especialista, de todas formas hay algunas claves que los ayudarán a orientarse en un comienzo.

-Cuando la fractura es por estrés, en general el dolor comienza cuando empiezan a correr. Por lo que aquí es fundamental que se hagan tratar por un especialista.

-Aplicar hielo en caso de que la hinchazón sea importante.

Para todo esto recuerden siempre la asesoría de un especialista, ya que será esto lo que finalmente determine cuál es el tratamiento a seguir. Lo importante es que corran, pero siempre respetando los días de descanso para evitar las lesiones por exceso de uso y así poder seguir disfrutando de lo que más nos gusta!.