Todo corredor más de alguna vez después de una competencia se ha quejado que siente dolor. Es que el impacto que tiene correr para el cuerpo es algo que no todos dimensionan. Por ello es que siempre hay que tener esas técnicas bajo la mano, para saber cómo enfrentar esos simples dolores con técnicas que son muy simples de aplicar.


CONSUMIR PROTEÍNAS E HIDRATOS

Luego de finalizar tu carrera, la comida que debes ingerir después de las dos horas debe reponer tus reservas de glucógeno. Por lo que comer carbohidratos será una muy buena opción. Un plato de arroz o tallarines será muy bienvenido, acompañado por una fuente de proteína que los ayudará a reparar sus tejidos, lo que será fundamental para calmar el dolor y fomentar a la reconstrucción muscular.

TOMAR LÍQUIDO

Después de correr se deben recuperar los líquidos perdidos a través del sudor, por ello es de suma importante que lo recuperen a través de algunos litros de agua y así evitarán la temida deshidratación.


NO OLVIDAR LOS ESTIRAMIENTOS

Los ejercicios de flexibilidad son esenciales para la recuperación post carrera, esto porque ayudan a eliminar la tensión acumulada.
No los olviden! Acá un ejemplo

Todas estas simples técnicas son ideales para evitar esos molestos dolores post carrera que muchas veces hacen que los descansos se prolonguen por más del tiempo deseado.