Cesar Díaz -para sorpresa de muchos- no ha corrido toda su vida, ya que su carrera como atleta comenzó cuando tenía 18 años.Llegó a este deporte sólo por casualidades de la vida, y es que nunca pensó que lo que partió como un simple electivo universitario se convertiría en su pasión.

Conversamos con él y nos contó detalles de sus entrenamientos y cómo se está preparando para sus próximos desafíos.

Cesar tiene un entrenamiento bastante exigente,en el que no descuida ni un sólo detalle, y para ello organiza su rutina de la siguiente manera:

LUNES:
Trote + ejercicios

MARTES

Trabajo de pista, en el que se preocupa de la resistencia anaeróbica.Para ello hace repeticiones de 500, 1000, 12000 o 2000 mt.

MIÉRCOLES

Trabajo de umbral,el que implica trabajar a un mismo ritmo anaeróbico. En el que corre en base a repeticiones de:
-2 de 2000
-3 de 2000

JUEVES

Trabajo de pista más rápido y corto el que puede ser de: 200,300 o 400 mt planos.

VIERNES

Trote suave

SÁBADO

Trabajo de pista (ocasionalmente)

DOMINGO

Trote largo (entre 20 a 30k)

11

CONSEJOS DESDE LA EXPERIENCIA

Para César antes de correr hay varias cosas que se deben considerar para poder mejorar y evitar lesiones(entre otros daños):

-Utilizar la zapatilla adecuada (recuerden siempre antes de comprarse su próxima zapatilla saber si son pronadores, neutros o supinadores)

– Utilizar medias compresivas (a pesar de que para algunos corredores esto no sea primordial, si puede ayudar mucho. Revisen aquí

-Polera y equipo adecuado

-Hidratación constante (el atleta consume al menos 2 litros diarios)

cesar díaz

Su alimentación está guíada por una nutricionista especial,quién le hizo un plan alimenticio del cuál se rige para cada una de sus comidas.Aunque no es 100% rígido nos cuenta que “a veces igual como otras cosas que no están en el plan, pero es sólo ocasionalmente”.

Actualmente el deportista nacional está buscando superarse día a día y enfrentar su último desafío del año: La maratón de Valparaíso, de la cuál ya fue triunfador el año pasado. Además espera viajar a Bolivia a prepararse para la próxima versión de la maratón de Santiago.

Pero no sólo estos desafíos no son lo único que está en la mente de este joven atleta,sino que lo que realmente quiere es convertirse en un gran ultramaratonista y nos cuenta que le gustan las distancias largas y que “a diferencia de otros corredores que les gustan los 100 o 400 metros, yo prefiero correr de los 42k hacia arriba”.