Ayer se vivió la versión 2016 de la carrera en la que la meta persigue a los corredores, Wings for life. En la ocasión Francisco Méndez, completó 75k y 470 mt en poco menos de 5 horas, destacando entre los más de 100 mil competidores de 34 ciudades del planeta en dónde se llevo a cabo esta carrera.

El Parque O’Higgins fue el escenario escogido para el desarrollo de Wings For Life. Esta carrera además de reunir a alrededor de 2.000 corredores que disfrutaron de esta carrera que reúne fondos para las lesiones de la médula espinal.

Los ganadores en Chile fueron la sueca Frida Södermark en la categoría mujeres y Francisco Méndez Morales en hombres. Mientras Södermark, quien eligió Chile para revalidar el primer lugar obtenido en Suecia el año pasado, recorrió una distancia de 52.5 kilómetros; el chileno Méndez Morales -quien líderó la mayor parte del trayecto- llegó hasta el kilómetro 75.4, distancia donde fue alcanzado por el “auto-meta”. Ambos podrán decidir en cuál carrera del mundo Wings For Life World Run 2017 participar.

Francisco Méndez Morales es un destacado maratonista nacional nacido en Los Ángeles y ganador de la última maratón de Puerto Varas. Para el ganador de Wings For Life Chile, esta fue su primera participación en esta competencia, de la cual destacó la originalidad del formato y el propósito que la sustenta: correr por aquellos que no pueden.

Con el triunfo del maratonista nacional, Chile se posiciona como uno de los países con mejor rendimiento en esta carrera, ya que en la pasada versión, el atleta César Díaz ya había conseguido el segundo lugar mundial, al alcanzar 78,31 kilómetros de distancia.

Los avances en la investigación sobre la medula espinal se basan en su mayoría en la iniciativa privada. Siendo una organización sin fines de lucro, Wings for Life depende del apoyo y las donaciones para ayudar a financiar esta investigación y garantiza que el 100% de todo lo recaudado en la corrida mundial – más de 3.000.000 de euros- se utilizará exclusivamente para financiar proyectos de investigación promisorios.

¿Ustedes también vivieron la experiencia? cuéntennos!