La hidratación es parte importante del entrenamiento.Evitar la deshidratación mientras están corriendo es una tarea muchas veces difícil para muchos.

Según la Organización Mundial de la Salud, la cantidad recomendada para una buena hidratación es de al menos dos litros, lo que quizás parezca demasiado para muchos, pero si son más creativos pueden lograrlo. La hidratación es muy importante,ya que el líquido regula la temperatura del cuerpo,elimina toxinas y garantiza el buen funcionamiento de las articulaciones.

1. Agregar un poco de jengibre al agua puede resultar muy beneficioso para su entrenamiento, antes y durante. Esta opción es excelente para la inflamación que se produce por el ejercicio. Si es que no eres muy fanático de los sabores picantes, evita echarle demasiado, también puedes agregar unas rodajas de limón.

2.Incluir palos de canela en el agua vuelve a la bebida termogénica, sabrosa y refrescante.Además ayuda a perder peso, ya que la canela es un aliado para lograr este objetivo.

3. Hacer hielos de té verde con jengibre para poner en la botella de agua que toman antes o después del entrenamiento también aumenta el potencial antiinflamatorio y termogénico.

4-Agregar gotas de limón o rodajas a su agua también es de gran utilidad para acelerar su metabolismo y cambiar su forma de tomar agua.

Conseguir una buena hidratación no sólo ayudará a que su cuerpo funcione mejor, como pueden ver hay muchas maneras de no abandonar el agua,pero sí incluir otros ingredientes y hacerla aún más potente en cuanto a sus beneficiosos aportes, pero lo más importante es que con su consumo evitarán la deshidratación y esa molesta sensación mientras corren.

También podría interesarte:

Reduce los efectos del calor con simples consejos

Los errores que deben evitar en su desayuno

Batido para después de entrenar