La velocidad es lo que permite que los corredores puedan cubrir una distancia en el menor tiempo posible. Teniendo en cuenta esto, deberías tomar en cuenta los siguientes consejos que te entregaremos, para que la próxima vez que practiques la velocidad no tengas consecuencias negativas durante tu entrenamiento.

Existen dos tipos de velocidad:

– Velocidad pura o sprint: se desarrolla al máximo de las posibilidades y en tramos generalmente cortos.

-Velocidad- resistencia: esta distancia se puede practicar recorriendo distancias entre 60 y 300mt a un 95% máximo de las capacidades de cada corredor. La recuperación entre cada repetición debe ser corta, para que la fátiga sea importante y se pueda desarrollar mejor la resistencia.

 

VELOCIDAD Y RESISTENCIA 
¿Se puede hacer en un mismo entrenamiento una sesión que ayude a mejorar velocidad y resistencia?. La respuesta es sí, introduciendo en un rodaje normal, y tras un buen calentamiento, un total de 6 a 10 tramos cortos de entre 20 y 150 metros recorridos a gran velocidad y espaciados entre sí con un trote entre 4-8 minutos . Por ejemplo: 8 x (80 metros rápidos + 6 minutos de trote).
FONDISTAS Y SPRINTERS
Pueden  convertirse en corredores  de fondo y terminar con un final destructor si es que  al concluir un duro entrenamiento de fartlek o series, hacen un par de rectas de entre 60 y 80 m recorridas al máximo de nuestras posibilidades. De esta forma ayudan a que su cerebro los obligue a poner mayor esfuerzo a pesar de que el cansancio ya sea demasiado y de esta manera prepararse por ejemplo, para la meta de su próxima carrera.
Ya con estos consejos sobre cómo aumentar y mejorar la resistencia es tiempo de que se preparen para su próxima carrera, de manera que puedan lograr la diferencia en sus tiempos ¡Ánimo! Cuéntenos en sus comentarios como mejoran ustedes sus velocidades!!
¡Ánimo Runners!