El estilo al correr es muy importante, porque los ayuda a mejorar su rendimiento y por supuesto a evitar lesiones y también permitirá el aumento de la estabilidad, la fuerza de tobillos y los pies.

Si aún no están seguros de cómo deben correr, o sienten que algo les falta, aquí algunos simples consejos:

MIRADA RECTA

La cabeza debe ir siempre recta, porque si es que la bajan y corren mirando el piso esto podría provocarles molestias en el cuello y la espalda. Lo mejor que pueden hacer es intentar tener el cuello relajado durante el running.

ROL FUNDAMENTAL DE LOS HOMBROS

Los hombros juegan un rol importantísimo al momento de correr, ya que son los encargados de mantener el torso relajado y también ayudan a mantener una postura eficiente. Lo mejor que pueden hacer es llevar los hombros bajos y lo más relajados posibles, evitando la tensión que produce llevarlos altos y rígidos. Otra de las cosas en las que hay que poner especial atención es que deben evitar mantener los hombros de un lado a otro en cada zancada, y la idea es que durante el running estén horizontales y bajos.

¡NO OLVIDEN LOS BRAZOS!

No es novedad para nadie que las piernas son las que se llevan el mayor peso durante un entrenamiento o corrida. Pero los brazos no deben descuidarse ya que acompañan a las piernas y además equilibran la zancada. Con respecto a las manos es bueno tenerlas semi cerradas, con los dedos casi tocando las palmas. Y además deben balancearlos hacia adelante y atrás, evitando hacerlo a través del pecho.

¡NO EXAGERAR LA ELEVACIÓN DE RODILLAS!

No hace falta que al correr levantes las rodilla demasiado, a excepción que estén corriendo con mayor velocidad. Lo ideal es que las levanten lo justo para que no rocen los pies sobre el piso, cosa de mantener una zancada corta y rápida. Si es que se pasan de la línea de la rodilla, su zancada será más larga.

TORSO ERGUIDO

Si es que llevas la cabeza y los brazos en el lugar adecuado, es muy poco probable que la cabeza se incline. También es importante que esté en el lugar correcto para respirar de manera eficaz.

CADERAS, EL CENTRO DE GRAVEDAD

Como muchos de usted ya saben la cadera cumple un rol fundamental para mantener el centro de gravedad del resto del cuerpo, por lo que es importante evitar que la pelvis se incline hacia delante o hacia atrás, porque eso podría ser perjudicial para la postura de la columna. Tampoco se debe llevar el peso del cuerpo hacia un solo lado de la cadera, ya que esto podría provocar la pérdida de equilibrio.

Ya con estos consejos seguro serás el mejor corredor la próxima vez que te toque entrenar. ¡A seguir por más runners!