Como muchos de usted ya saben, los descensos deben ser incluidos poco a poco dentro de los entrenamientos.
A continuación algunos consejos que deberían considerar el momento de tomar este tipo de entrenamiento.

¡SEGURIDAD ANTE TODO!

Para comenzar a practicar los decesos es importante que en un comienzo lo hagan en terrenos más “blandos” como por ejemplo, pasto y luego de hacerlo ahí pasar a un terreno con asfalto.
Una opción es hacer entrenamientos cuesta abajo intensos, y los días siguientes trotar para no evitar la sobre exigencia.

VELOCIDAD CONTROLADA

Al momento de bajar terrenos que tienen pendientes pronunciadas se puede caer en el error de bajar rápidamente, lo que podría tener consecuencias para el cuerpo y provocar una lesión. Es por esto que es importante dosificar de buena manera todos los movimientos, de manera que no vayan demasiado rápido y puedan controlar la zancada.

FORTALECER EL CUERPO

A Través del trabajo de glúteos, abdominales y espalda se puede mantener una estabilidad importante en las bajadas si es que estas son ejercitadas de manera correcta. Con respecto a la cadera, por ejemplo, esta se debe inclinar hacia adelante, y no hacia atrás de manera que el cuerpo quede perpendicular al suelo.

Ahora con estos consejos, aplíquenlos la próxima vez que tengan un desafío en pendiente y así poder seguir enfrentando cada día más desafíos. ¡Ánimo runners!