El rodaje es cuando en un entrenamiento o carrera se incluye una parte aeróbica. Uno de los beneficios es que ayuda a la resistencia orgánica general, que es cuando el músculo se acostumbra a usar las grasas como “combustible” y además consigue que el corazón tenga un mejor rendimiento. Los rodajes largos también logran una base para poder llegar a tener entrenamientos más intensos, como series o cambios de ritmo.

A continuación algunos tips que podrán ayudarlos para un entrenamiento con rodajes largos.

1 día de 7
Para comenzar a prepararte para un rodaje largo, deben incluir al menos un día de la semana un entrenamiento que considere un rojadaje. En primera instancia lo ideal es que comience desde los 40-20 minutos, tiempo que depende específicamente del nivel que cada uno tenga y del desafío para el cual se están preparando. La idea es que la intensidad sea media ,entre el 70-80% de la frecuencia cardíaca máxima de cada uno.

Baja en las revoluciones

Una de las consecuencias de los rodajes largos, es que bajan las revoluciones (menos pulsaciones por minuto para el mismo esfuerzo), y de esta manera permiten optimizar el esfuerzo durante una carrera. Y otra de las características es que ayudan a mejorar la vascularización a los músculos (energía disponible por minuto).

Metas ambiosas

Si eres de los que ya lleva un buen tiempo en el mundo del running, y estás buscando, por ejemplo, correr una media maratón, los rodajes debiesen extenderse por más de una hora y deben ser incorporados durante el entrenamiento más de una vez a la semana.

Lo importante de los rodajes es que nunca deben ser excesivos, la idea es que no pasen el umbral anaeróbico, al menos gran parte del tiempo en que se estén realizando.

Además los rodajes tranquilos y largos son buenos, para que sigan construyendo su base como corredor la idea es que se acompañen de quién ustedes quieran y que por sobre todo disfruten de su entrenamiento o carrera. ¡A seguir corriendo!