Sin duda correr de noche  agrega una dificultad importante al running, pero de todas maneras no es imposible,  y si es que se utilizan los elementos adecuados para hacerlo, puede resultar una alternativa muy buena para aprovechar el tiempo libre después del trabajo y permitir que la mente se despeje con un buen running.
A continuación te dejamos algunos consejos que podrían ser útiles si eres de las personas que les gusta correr cuando el sol se esconde.

 

CORRER DE NOCHE, ENTRENAR DE NOCHE 

Si eres de los que no soporta la luz del día para correr porque el calor de esta época no te ayuda mucho, este entrenamiento es para ti.  Cuando te gustan las carreras o maratones que son en la noche, debes entrenar a esta misma hora para poder ir adecuando tu cuerpo a esa temperatura y a la cantidad de luz de la que dispones para correr, y así cuando te toque enfrentar tu carrera o maratón estés 100% preparado.

 

PLANIFICA TUS COMIDAS

Correr en la noche también tiene que ir de la mano con  una buena alimentación antes de la carrera, por lo que intenta comer unas horas antes de comenzar tu recorrido.

 

SIEMPRE ALERTA

Al correr de noche estas expuesto a otros peligros, porque no hay la misma luz que en el día, por lo tanto debes disponer de una capacidad de alerta importante para estar pendiente a todas las señales. Por otra parte siempre es bueno que si eres corredor nocturno utilices una linterna frontal, para poder ir iluminando tu camino de manera que no tengas ningún obstáculo que pueda causarte una caída.

 

Solo o acompañado siempre es agradable correr. Y si eres de los runners nocturno asegúrate de seguir estos simples consejos. Si tienes otras sugerencias, cuéntanos en los comentarios!