Entrenar en cuestas es de gran beneficio, porque ayuda a mejorar la resistencia y a evitar el cansancio cuando se enfrentan a terrenos distintos. Las cuestas como ayudan a la resistencia, también permiten que se mejore el rendimiento, ya que al tener mayor capacidad de control sobre el cuerpo y el cansancio, esto permite que al enfrentar una carrera tengan más posibilidades de éxito.

Para poder tener un entrenamiento adecuado en cuestas deben tener en cuenta los siguientes consejos:

CABEZA ALTA

Mantener la cabeza derecha al correr es de suma importancia para mantener la concentración y no sufrir dolores después. Además deben tener el tórax alto. Lo otro que deben considerar para el entrenamiento de cuestas, es que al mantener la cabeza agachada, esto malgasta la energía al descomponer la postura durante las cuestas, permitiendo así un mejor desempeño y evitando dolores posteriores.

MIRADA DIRECTA

Al correr en cuestas, deben tener la mirada directamente delante de ustedes y evitar hacerlo hacia abajo o mirando los pies. La idea es que el cuerpo se mantenga erguido durante el transcurso de las cuestas y poder mantener la concentración durante todo el entrenamiento.

MANOS ABIERTAS

El tener las manos cerradas muchas veces puede provocar que el cuerpo tienda a tensarse un poco y lo mejor que pueden hacer para las cuestas es mantener las manos más relajadas, de manera que el cuerpo esté más relajado durante las cuestas.

PIERNAS HACIA AFUERA

En las cuestas siempre es mejor mantener las piernas hacia afuera y hacia arriba de las cuestas, evitando hacerlo hacia dentro. Esto permite que se sientan mucho más ligeros, ayudando a que se sientan como si estuviesen saltando por las cuestas.

La resistencia es por lejos una de las virtudes más importantes para los corredores, y sin duda que las cuestas los ayudarán a mantener una resistencia importante durante su próximo desafío.