Sin duda respirar bien es uno de los aspectos importantes a considerar cuando de correr se trata. La clave de un entrenamiento eficiente es un buen funcionamiento del sistema respiratorio, ya que permite un mejor rendimiento durante el entrenamiento al permitir a quienes lo practican bien poder correr mejor y por más tiempo.

A continuación les dejamos algunas técnicas que podrían utilizar para respirar de mejor manera.

RESPIRACIÓN PROFUNDA

Este tipo de respiración tiene varias ventajas cuando se utiliza correctamente. Permite al corredor poder estar más relajado, y con ello disminuir las posibilidades de bajar el rendimiento, y evitar la fátiga.

RITMO ADECUADO DE RESPIRACIÓN
Encontrar un ritmo constante es muy importante durante tu entrenamiento. Para lograr esto, por ejemplo, puedes aspirar cada vez que avanzas con el pie derecho y exhalar cuando lo hagas con tu pie izquierdo. Puedes probar con distintos ritmos hasta que encuentres el que va acorde contigo. No olvides que esto también depende de la velocidad a la que estés corriendo.

RESPIRACIÓN DESDE EL DIAFRAGMA
El respirar desde el diafragma y no desde el pecho permite una mejor entrada del aire al cuerpo. Además este tipo de respiración lleva gran cantidad de aire a la zona más baja de los pulmones, que es la que tiene la mayor capacidad, por ello permite una mejor ventilación, capacidad de oxigenación y además permite la limpieza de los pulmones a través de la exhalación.

Ya con estos consejos la próxima vez que vayas a entrenar considera la respiración correcta. No olvides que cada uno tiene un ritmo y forma distinta de hacerlo, lo importante es permitir la correcta oxigenación del cuerpo para seguir corriendo por más y más kilómetros.