En muchas ocasiones y sobre todo cuando hay corredores que recién comienzan en el mundo running tienden a acumular kilómetros todos los días,pero sin ningún objetivo específico.

La clave de la planificación del entrenamiento también tiene que ver con un tema de efectividad,ya que al tener claro cuál es la meta a la que quieren llegar es más sencilla la distribución de los kilómetros. Acá les damos algunas claves que serán útiles para considerar en su organización.

1-CONOCER LOS ANTECEDENTES DEL CORREDOR

Este punto es muy importante a la hora de planificar el entrenamiento, ya que en esta etapa se deben recapitular todas las lesiones,kilómetros y experiencia que tiene el corredor en el running (años,meses,semanas etc..).

2-ESTABLECER UN OBJETIVO

Seguramente para muchos de ustedes su gran objetivo es la Maratón de Santiago, tomando este ejemplo es que quiénes van a participar de este desafío deben planificar correctamente su entrenamiento, de manera que puedan definir lo siguiente:
-¿En cuánto tiempo llegaré a la meta?
-¿Qué distancia puedo correr y que me acomode?

Responder estas preguntas es clave para el buen desempeño en una carrera,pero lo más importante es definir objetivos que sean logrables y no pretender prepararse para una maratón en 1 mes.

3-FRECUENCIA DEL ENTRENAMIENTO

La frecuencia en el entrenamiento también es un punto muy importante,porque el exceso es malo ya que si se sobre entrenan podrían sufrir lesiones,por eso deben dosificar bien sus entrenamientos más exigentes de manera que no estén seguidos.

Lo importante es que se asesoren de un profesional especializado o que en el grupo en el que estén entrenando hagan las preguntas correspondientes para poder armar un entrenamiento a su medida y que por supuesto se ajuste a las metas que han establecido.