Como un modo de reconocer los logros atléticos del plusmarquista nacional, Cristián Bustos, Under Armour lo acompañó en su entrenamiento para el triatlón “más bonito del mundo”, a desarrollarse este 7 y 10 de enero en Pucón.

Después de cinco años de competir en este desafío, hoy a sus cincuenta años, Cristián Bustos vuelve a desafiar a la naturaleza y a los atletas de su categoría. “Mi último Pucón fue el año 2011. Volver a hacerlo es un tremendo desafío, especialmente a los 50
años. Este triatlón marco mi vida. Por lo tanto, es muy querido para mí. ¡Qué mejor que volver acá en una etapa diferente de mi vida!”, señala.

El deportista, que es recordado por obtener el segundo lugar en el triatlón de Hawai en 1992, se preparó 25 horas semanales para enfrentar este nuevo desafío. Mezcló las tres disciplinas, combinando velocidad más kilometraje y utilizó en tierra las zapatillas Speedform Gemini de la marca. “Tienen un calce increíble, no tienen costuras interiores. La Gemini es muy liviana y tiene muy buena amortiguación, lo que la hace perfecta para entrenamientos de larga distancia”, indicó

Por último, Bustos quien considera como promesas nacionales a Felipe Barraza y a Bárbara Riveros en triatlón, señaló que para la competencia utilizará unas zapatillas que le proporcionen velocidad, por lo que eligió las Apollo Vent de Under Armour. “Son perfectas para la carrera, pues son muy livianas y tienen un excelente calce”, agregó.

“Creemos que Cristián va a ganar su categoría, efectivamente le tenemos una fe enorme y por eso lo apoyamos. Hasta hoy, nadie ha sido capaz de superar sus logros y creo que en este triatlón nos va a dejar una vez más sorprendidos”, comenta Sergio Costabal, Gerente de Marketing de Under Armour sobre la elección.