La gran mayoría de los atletas aprovecha su rendimiento y gran parte de ellos son fichados por distintas marcas, a través de las que ellos mismos hacen publicidad. Pero como siempre hay alguien que se distingue entre los demás, ese es Yuki Kawauchi, el particular atleta japonés que trabaja 40 horas semanales, corre como ninguno y no acepta auspicios de nadie. Esto lo convirtió en uno de los deportistas más queridos por todos, esto le valió el título del “corredor del pueblo”, ya que constantemente está agradeciendo el apoyo de sus seguidores.

Una persona normal y bien preparada, para evitar lesionarse corre en promedio de 2 maratones anuales, pero como Yuki es un valiente atleta, ya en 2013 se atrevió a enfrentar 4 veces los 42k, distancia que todas las carreras logró superar en un promedio de 2:00 hrs cada una y ya en 2014, aumentó su apuesta y corrió 13 maratones.

El atleta de 29 años, el fin de semana recién pasado logró una increíble hazaña y nada menos y nada más que de traje y corbata. Yuki consiguió un título muy deseado por cualquiera: hizo su mejor marca en los 21k en una maratón que se realizó en la localidad de la cual es oriundo, Saitama.

Actualmente Yuki divide su tiempo entre su trabajo como funcionario público y su pasión por el atletismo. Al igual que otros miembros de su familia que también participan del atletismo.

También podría interesarte:

Katherine Switzer: La primera mujer en los 42k.

El forest gump chilerno: Matías Anguita

Cesar Díaz: “Me quiero convertir en un gran ultramaratonista”