No sólo correr es entrenamiento, hay varias conductas en las que también son parte de sus entrenamientos. Por ejemplo, la nutrición también forma parte de ellos. Hay varias otras formas en las que están entrenando pero que esto es “invisible” a sus ojos, por lo que a continuación les contamos de qué se trata y cómo los ayudará a mejorar.

DESCANSO ADECUADO

Dentro del entrenamiento invisible está incluido el descanso. Esto implica que su cuerpo debe contar con un mínimo de 6-8 horas de sueño, ya que eso es el mínimo que se considera por los expertos como una cantidad de horas aceptable para poder tener más energías. Somos enfáticos en este punto, ya que el cuerpo tiene que descansar las horas adecuadas para poder rendir al máximo.

ALIMENTACIÓN BALANCEADA

La alimentación también está considerada dentro del entrenamiento invisible, ya que como todos ustedes saben el consumo adecuado de proteínas, carbohidratos y vitaminas, entre otros, es muy importante para poder enfrentar un entrenamiento. Y en general si quieren conseguir resultados en sus entrenamientos esto debe ir de la mano con una buena alimentación que cuente con la presencia de todos los nutrientes necesarios para su cuerpo.

PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO

Como les hemos recordado en otras ocasiones, una buena forma de ver cómo han avanzado y qué errores deben corregir es ir tomando nota de sus entrenamientos, de manera que tengan un registro de cada uno de ellos y puedan ir revisandolos para hacer comparaciones de cómo han avanzado y qué medidas pueden tomar en caso de que estén cometiendo algún error.

Como pueden ver el entrenamiento invisible también es importante dentro del entrenamiento normal, finalmente forma parte importante del entrenamiento de kilómetros que finalmente, depende de esta planificación invisible para poder mejorar poco a poco. Recuerden siempre que cada uno de ustedes tiene capacidades diferentes, por lo que es adecuado que consulten a especialistas antes de hacer cambios bruscos en sus entrenamientos normales.