En Nike, la innovación y la inspiración a menudo empiezan simplemente escuchando las necesidades de los atletas. De acuerdo a la misión de la compañía, “si tienes un cuerpo, eres un atleta”, lo que significa que las ideas pueden llegar de los lugares más especiales.

A lo largo de los años, el diseñador Tobie Hatfield ha participado en muchos proyectos innovadores e inspiradores. Uno de los proyectos que estuvo en su punto de mira durante algún tiempo fue la creación de un sistema de cierre especialmente diseñado para aquellos atletas que tienen dificultades para ponerse, sacarse y ajustarse las zapatillas.

Su inspiración, Matthew Walzer

En 2012, Walzer se estaba preparando para iniciar la enseñanza superior y, como muchos chicos de su edad, sus pensamientos estaban cada vez más enfocados en la universidad, con una mezcla de emoción y ansiedad. ¿Cuál era su mayor preocupación? Poder abrocharse y desabrocharse las zapatillas de forma autónoma.
Walzer nació dos meses prematuro, pesó apenas 970 gramos y sus pulmones no se habían desarrollado completamente, lo que le provocó una parálisis cerebral.

Superó muchas de las limitaciones que los doctores habían pronosticado, pero el hecho de tener flexibilidad en solo una de las dos manos le impedía atarse los zapatos de forma independiente. Ser estudiante de primer año de universidad ya era lo suficientemente desafiante como para además tener que pensar en depender de un futuro compañero de habitación para amarrarse los cordones de los zapatos. Ante esta situación, Walzer decidió escribir a Nike:
“Mi sueño es ir a la universidad que elija sin tener que preocuparme por quién me anudará los zapatos cada día. He usado zapatillas Nike de basketball toda mi vida. Solo puedo usar este tipo de calzado, porque necesito sujeción en el tobillo para poder caminar. Actualmente estoy usando los modelos Lunar Hyper Gamer y LeBron Zoom Soldier 6. A mis 16 años soy capaz de vestirme sin ayuda, pero aun necesito que mis padres me amarren los zapatos. Como adolescente que se esfuerza por ser totalmente autosuficiente, resulta totalmente frustrante y, a veces, incluso vergonzoso”.

Nike recibió la carta de Walzer y rápidamente se la entregó al reconocido diseñador, Hatfield, quien había trabajado en proyectos similares para atletas olímpicos con capacidades especiales y paralímpicos. Hatfield se acercó a Walzer y comenzó a desarrollar prototipos para lograr enfrentar sus necesidades específicas.
“Trabajé con Matthew como lo hubiese hecho con cualquier atleta. Fue un absoluto placer trabajar con él”, comentó Hatfield.

En 2012, Nike le entregó a Walzer el diseño de Hatfield para que lo probara.
“Tu talentoso equipo de diseñadores ha logrado crear una zapatilla que, por primera vez en mi vida, puedo ponerme yo solo. Cuando me las pongo cada mañana logro la mayor sensación de independencia y realización que he sentido en mi vida”, indicó Walzer.

Pero Hatfield aun no había terminado. Continuó con la idea de desarrollar una mejor solución para Walzer o para cualquier atleta que tuviera dificultades similares. Hatfield y su equipo siguieron redefiniendo diseños por casi un año, probando una gran variedad de soluciones sin cordones, desde velcro, hasta cremalleras y cables.

El modelo LeBron Soldier 8 FLYEASE estará disponible en todas las Nike Stores del país a partir de mediados de julio.