Seguramente cada vez que salen a correr se preguntan en qué terreno es mejor correr. Lo cierto es que los terrenos en los que corren son de suma importancia para el cuidado de sus pies, también deben considerar los desafíos a los que se enfrentarán y por supuesto los terrenos que enfrentarán en ellos, para que sus entrenamientos corran por terrenos que sean parecidos, de manera tal que cuando tengan su próxima carrera “reconozcan” el terreno y puedan correr con mayor facilidad.

Hay ciertas cosas que deben considerar cuando se enfrentan a los distintos terrenos que los ayudarán a pensar por dónde deben correr la próxima vez.

DUREZA Y CAPACIDAD DE ABSORCIÓN

Este es uno de las primeras consideraciones que deben tener al momento de la elección de un terreno. Esto porque el impacto de sus pies con el suelo, es importante escoger terrenos que tengan una superficie de tierra, ya que esto permite que la dureza del terreno les proporcione mayor estabilidad y la suficiente absorción del impacto de sus zancadas.

BUSCA TERRENOS NATURALES

Los terrenos naturales siempre serán una buena opción a la hora de correr. Esto porque son ideales para no dañar las articulaciones. En lo que sí deben tener cuidado cuando se enfrenten a terrenos naturales es con los desniveles o con el exceso de piedras, ya que la irregularidad del terreno reduce el apoyo del pie, además de que podrían correr el riesgo de tropezarse y por tanto lesionarse si no están lo suficientemente atentos al camino.
El pasto, o aquellos campos con hierbas largas también podrían ayudarlos, porque esto produce un menor impacto en sus ligamentos y músculos, así es que si están en un campo lleno de flores y pasto, esa es su oportunidad de renovar sus energías y probar nuevos terrenos.

ASFALTO, ARENA Y VEREDAS

Estos dos tipos de terrenos, no son tan buenos para sus entrenamientos diarios, ya que incrementan el riesgo de sufrir lesiones. No es que no puedan hacerlo, pero en realidad es mejor mantener las precauciones necesarias para enfrentarse a la arena o al asfalto. En cambio las veredas, que muchas veces son las mejores amigas de los corredores para escapar de los autos que podrían no verlos al correr, al ser uno de los terrenos duros, tienen una mejor absorción del impacto en la zancada, por lo que someten a un estrés mayor a nuestras articulaciones, musculatura y tendones.

No se olviden que cada uno de estos terrenos tiene beneficios y costos para ustedes. Por lo que depende de ustedes la elección de los mismos, y también es importante considerar en qué terrenos desarrollarán su próximo desafío, de manera que se preparen en terrenos similares.