La mente es por lejos el mejor elemento de todos los corredores. Es que realmente cuando el aliento falta, las piernas están cansadas y la meta aún no llega es cuando ponen a prueba todas sus capacidades, esas que los permiten pasar cada meta y llegar a sus objetivos.

Para nosotros hay 3 claves esenciales para estos ‘últimos kilómetros’ que tantas ocasiones nos hicieron sufrir.

1-CONCENTRARSE EN ALGO

Según nuestra propia experiencia lo mejor es mirar un punto fijo. En la última carrera que vivimos -Brooks Running 10k- logramos divisar a un corredor con gorro naranjo, él era nuestro punto fijo, eso nos permitió ir a un ritmo constante, y pendientes de ese gorro naranjo fosforescente que nos ayudó a cruzar la meta. No se trata que tengan que tener una persona, también puede ser el paisaje. Aquí ustedes eligen su mejor opción.


2-DEMUESTRA LO QUE SIENTES

Muchas veces si vas cansado, la cantidad de corredores que van a tu lado te animarán. ¡Dales las gracias y anímate!. Para muchos correr acompañados en una carrera es algo que los ayuda mucho con la motivación, ya que les permite correr con más ánimo y energía, y sabiendo que hay alguien que les brinda apoyo.

3-BUSCA TU PENSAMIENTO POSITIVO

Siempre hemos sido de la idea que las cosas positivas son las que más ayudan, y es que repetir alguna de sus frases favoritas, o algo que los motive sin duda que los hará llegar a la meta. En nuestro caso la frase “Yo soy capaz”, es la que más nos ayuda. Quizás ustedes tienen una diferente, pero lo importante aquí es que les sea útil.

Y por último confíen en sus entrenamientos, confíen en todas esos kilómetros avanzados que los llevaron a triunfar!