Cuando de correr se trata, no sólo la calle es un buen escenario, ya que muchas veces, y sobre todo este último tiempo la contaminación se ha apoderado del aire dejándonos muchas veces con las ganas de haber salido a correr.

Es por eso que en estos días, la trotadora del gym podría ser una excelente opción, para esos días en que no pudieron concretar su entrenamiento en la calle. ¿Pero saben realmente cómo usarla mejor a su favor? acá algunas claves.

ZANCADAS CORTAS: cuando corran en trotadora es importante que tomen en cuenta que sus pasos deben ser más cortos y bajos.
Cuando lleguen a un ritmo estable, intenten correr más rápido, evitando despegar mucho los pies e intentando aumentar los pasos por minuto.

El sonido que hacen sus pies al despegar de la trotadora será la clave, ya que lo correcto es que sea todo el tiempo constante, de lo contrario deben ajustarlo hasta que logren el mismo ritmo.

CORRER COMO EN LA CALLE: Para que logren sentir algo “parecido” a correr en la calle con el impacto que esto implica, lo ideal es que la inclinación de la trotadora esté en 2.0 de inclinación (aprox), además de esto deben ir ajustando su velocidad e inclinación para simular distintos terrenos.

Todos estos simples cambios los ayudan a lograr una mayor resistencia y a desarrollar varias habilidades que todo corredor debe tener para poder enfrentar cualquier desafío al aire libre.

¿Y ustedes cómo lo hacen? Cuéntenos en sus comentarios!