La deshidratación es la pérdida del agua corporal del cuerpo. En general se considera que un cuerpo está sin agua suficiente cuando este porcentaje alcanza el 3%. Entre las causas más comunes está el exceso de calor y el ejercicio intenso.

Para los corredores es muy importante evitarla, ya que un exceso de ella podría provocar un cansancio excesivo que podría hacer que tengan que detenerse en su entrenamiento o carrera.

¿CÓMO EVITARLA?

En el caso de los runners, es vital tener en cuenta la hidratación: antes, durante la carrera y después de ella.

ANTES DE LA CARRERA

Sobre todo cuando se trata de rodajes y carreras largas, la hidratación es primordial, ya que si le suman las condiciones climáticas la deshidratación podría llegar rápidamente si es que no hay suficiente agua en su cuerpo.
Para ello deben comenzar a hidratarse con tiempo de anticipación, y no nos referimos a sólo horas antes, sino que días e incluso semanas.

El agua no es la única capaz de hidratar, a pesar de que es un excelente elemento. Pero muchas veces en su estado puro podría aburrirlos, es por eso que el té verde, los jugos naturales o el agua pero con frutas (por ejemplo con limón, jengibre y pepino), también son excelentes combinaciones para completar una buena hidratación.


DURANTE LA CARRERA

Si es que los días anteriores a enfrentar su desafío se hidrataron bien, los problemas de deshidratación durante la carrera se verán bastante reducidos. Pero siempre es importante hacerlo, pero tampoco en exceso ya que esto podría provocar ganas de ir al baño y esto no sería bueno en medio de una carrera.


DESPUÉS DE LA CARRERA

En ese preciso momento cuando pasan la meta y su boca es más parecida a un papel lija que a otra cosa, es cuando viene el proceso de rehidratación, que es cuando el cuerpo no sólo recupera el líquido que se ha perdido,sino que también los prepara para su próximo ejercicio. Por lo que aquí los litros de agua y alguna bebida isotónica son una buena opción para recuperar lo pérdido.

¿Ustedes tienen algún consejo para rehidratarse? Cuéntennos!