Parte importante de un buen entrenamiento y por tanto un buen desempeño durante una carrera es el trabajo previo que se realizó antes de ella, ya que esto es lo que ayudará a que se enfrenten de mejor manera a cualquier desafío que se impongan. En nuestro caso todos nuestros entrenamientos y muchos de nuestros próximos post, les contaremos como va evolucionando nuestra preparación.

Los lumbares se encuentran en la parte baja de la espalda, son los músculos opuestos a los abdominales y, junto a estos, se encargan de mantener el equilibrio y de fortalecer la parte del torso del cuerpo. En todos los corredores la mayor parte de los movimientos tienen su origen en la sección media. El realizar una rutina de abdominales y lumbares, harán que esta zona esté lo suficientemente fuerte y por lo tanto les permitirá tener una mayor libertad de movimiento, una mayor potencia, una técnica más eficiente y una menor posibilidad de tener una lesión. Además el no trabajar esta zona podría provocar dolores de espalda, por lo que incluir algunos ejercicios en su rutina es muy beneficioso para evitar esas molestias.

Para todos los corredores los músculos lumbares y abdominales son muy importantes, ya que se encargan de sujetar el tronco durante el movimiento que se hace al correr. Por lo tanto fortalecer este grupo de músculos hará que vean cambios que los beneficiarán en sus entrenamientos.

Revisen esta rutina para trabajar sus lumbares y mejorar en su próximo desafío:

También podría interesarte:

Más allá de las pesas: Entrenamiento de fuerza

Pliometría: Los beneficios de practicar esta disciplina