La forma de correr de cada persona es diferente, por lo que la característica de cada uno de ustedes es diferente. Esto es porque un cuerpo nunca es igual a otro , y así también lo es cada una de las zancadas. La altura, la rapidez con la que cada uno corre y el apoyo que ejerce el pie sobre el suelo es distinta, pero existen algunos consejos que pueden tomar en cuenta en su próximo entrenamiento o desafío, para evitar futuros daños en distintas partes de su cuerpo.

CONTACTO DEL PIE CONTRA EL SUELO

Al correr el pie debiese tener contacto con el suelo justo debajo del centro de gravedad, que se ubica justo debajo de la cadera, pero en muchas ocasiones esto no es así. En el caso de caminar, esto es diferente, ya que el paso que llevamos es igual adelante y atrás. Cuando corren lo importante es que haya una buena impulsión, por lo que la parte posterior del paso debe ser más larga que la anterior. (La parte posterior es la distancia entre la punta del pie y la vertical del centro de gravedad, durante el impulso y la parte anterior es la distancia entre el talón y el centro de gravedad al contactar el pie con el suelo.)


MEDIR LA DISTANCIA

Si es que quieres saber la distancia exacta de tu paso al correr, esto se puede detectar a través de, por ejemplo, un video que en el que realicen un trabajo en cinta y a partir del mismo poder analizar su porcentaje del paso anterir y cuánto es el posterior. La gran mayoría de los corredores se mueven en un 30-70% o un 25-75%, pero lo ideal es distribuirlo entre menos de un 15% y más de un 85%.

Pero si en lugar de un vídeo mientras corres sólo tienes una foto y esta muestra el punto donde tu pie contacta con el suelo, obsérvala con atención. ¿Está el talón debajo de tu cadera? Si no es así, ¿está tan alejado que incluso cabría una zapatilla?

Con estos tips puedes ver si la forma en la que tu pie se contacta con suelo es la correcta, de manera que no sufras un desgaste excesivo y puedas correr de mejor forma. Como siempre les debemos recordar que para cada uno de ustedes existen necesidades y metas distintas por lo que la forma de entrenar siempre varía.