Este tipo de entrenamiento no sólo ayudan a quitar la tensión muscular después de correr, sino que también hacen que no se aburran de realizar los mismos entrenamientos siempre. Pero la razón más poderosa es que ayudan a quitar tensión, por lo que incluirlos al menos 1 vez a la semana es primordial para un buen rendimiento futuro.

Por ello acá les dejamos algunas razones para incluirlos

– El yoga y el pilates son disciplinas que no tienen tanto impacto muscular como correr, por ello, es que son unas excelentes opciones para incluir dentro de su planificación de entrenamientos.

-No dar descanso al cuerpo del entrenamiento de running podría provocar lesiones, ya que se podría producir lesiones por sobre uso.

– En ocasiones ayudan a disminuir los tiempos de recuperación después de las lesiones.

– Cuando están mucho tiempo en un mismo entrenamiento, y sienten dolor constante un entrenamiento cruzado podría ser una gran solución.

-Las máquinas del gimnasio como la elíptica, también son muy útiles para un entrenamiento cruzado.

Lo importante siempre en el running y en todos los deportes es el equilibrio. Si bien todos compartimos el gusto por esta actividad, es necesario recordar que realizarla a un determinado ritmo, también conlleva a que muchas articulaciones y partes del cuerpo se deterioren, por lo que para prevenir aquello siempre es importante complementar, en este caso, con otras actividades que también servirán para mejorar sus entrenamientos.