Tomar el running enserio no sólo implica el éxito, también significa algunos momentos de alta frustración con los que todo corredor tiene que lidiar. Uno d de las más poderosas son las lesiones, esas que nos impiden hacer lo que más nos gusta que es correr.

Hay algunas cosas que tenemos que considerar en esos tiempos en que hay que darle descanso al cuerpo de los entrenamientos. Acá les contamos sobre algunas

1- No exigir demasiado al cuerpo y cumplir con el tiempo de reposo para la correcta recuperación.

2- Buscar otros entrenamientos que sí puedan hacer (dependiendo de la lesión).

3- Cuando vuelvan a correr, háganlo siempre poco a poco y no de una vez.

4- No bajen los brazos, lesionarse no significa no volver a correr. Sólo deben tener cuidado y atención para no cometer aquellos errores que los llevaron a la lesión.

5-Aprovecha el tiempo para hacer otras cosas. A menudo los corredores distribuyen gran parte de su tiempo en correr, por lo que ahora es momento de retomar esa vida social o de hacer otras actividades.

6-Tener ayuda profesional, esto siempre es clave para una correcta recuperación, sobre todo en lesiones complejas.

7-Tener cuidado con tu alimentación mientras estás lesionado, ya que hay muchas calorías de las que no podrán olvidarse en la balanza porque no las van a poder quemar.

8- Cuando vuelvas tus entrenamientos deben ser de menor kilometraje y cuando te sientas preparado/a volver a los entrenamientos de fondo

Las lesiones son sin duda una molestia para todos los corredores pero desafortunadamente todos los corredores estaos expuestas a ellas. Lo importante es saberlas llevar con el cuidado que merecen, evitando arrebatarse y preocupándose de seguir todas las instrucciones que les entregan los profesionales, de esta manera si es que llevan un tratamiento serio y consiente podrán volver a correr en buen estado.

Cuéntennos sus experiencias en los comentarios!