2 cajetillas de cigarros diarias y una vida muy alejada del deporte. Así era la vida de Matías Anguita, antes de que el running llegase a su vida. Hoy a más o menos 20 años desde su radical decisión nos contó cómo es que llegó a correr por todo nuestro país y cómo enfrentará sus nuevos desafíos.

De una adicción a una pasión 

De ese Matías fumador y con sobrepeso hoy ya no queda nada. Todo lo contrario, se convirtió en un corredor de tiempo completo. Pero cuenta que el camino no fue fácil ” partí caminando o corriendo, lo que pudiera, cada vez que me daban ganas de fumar y al tiempo me vi corriendo 10k”. Hoy el vicio ya está superado, Matías sólo se dedica a contar su historia a otros a través de sus charlas motivacionales para que sus errores no los cometan otros, y para que vean que a través del deporte se pueden lograr muchas cosas.

matias1

“Cuando corri mis primeros 42k me quedó gustando tanto que pensé: ¿Por qué no correr más?” 

Después de esta experiencia como a Matías le gustaban los desafíos decidió inventar su primera carrera e inició un circuito que comenzaba en el Mall Sport (Av. Las Condes) hasta el Centro de Ski Valle Nevado. Aquel desafío era sólo para valientes, ya que eran 92km, pero a pesar de esto tuvo al rededor de 30 inscritos.

Al tiempo Matías cumplió 40 años y decidió que correría una maratón diaria por 40 días, y poco a poco y a través de las redes sociales fue sumando más adeptos a sus recorridos.

Matías Anguita

Compartir la experiencia 

A partir de una conversación con un amigo Matías decidió comenzar a armar un proyecto para entrenar a otras personas, en base a su experiencia comenzó a armar un grupo de amigos y los empezó a entrenar, luego de un tiempo se dio cuenta que su método tuvo éxito: no habían lesiones y las metas se cumplían. Es por esto que comenzó a entrenar a otras personas y a formar su propio grupo, en el que entrega planes de entrenamiento y dirige a todas las personas interesadas en correr.

Pero Matías aún tiene hambre de más desafíos después de correr por 75 ciudades en 65 días, el “forest gump” chileno aún tiene hambre de más y ya está pensando en su próximo desafío: Correr desde la virgen del cerro San Cristóbal hasta el Cristo Redentor en Brasil.

Alimentación: parte clave para un corredor

Para matías la alimentación es parte muy importante de sus entrenamientos y de su vida diaria por lo que nos cuenta que lo hace de la siguiente manera:

– 6 veces al día en pequeñas porciones
– Proteína
-Muchas ensaladas
-En verano aprovecha las frutas
-Dejar de lado las pastas: optar por quinoa, cous cous o arroz entre otros.

Pero nos indica que hoy en día está enfocado en comer cosas menos procesadas.

¿Se motivaron para entrenar con este gran corredor? Matías aún tiene disponibles cupos para sus entrenamientos ingresen aquí: Matías Anguita