Al elaborar un plan de entrenamiento inteligente, siempre debes considerar varios puntos. Está bien que estés preparándote para un 42k y distancias en general superiores a los 5 o 10k, si este es tu caso debes tener cuidado en la distribución de tu kilómetraje, ya que esto podría provocar lesiones.

Independiente de la distancia que desees desafiar, hay algunas reglas que funcionan igual para todo plan de entrenamiento, y que deberías tomar en cuenta para “no pasarte de la raya”.

1- MÁS KILÓMETROS, MÁS TIEMPO: si tu plan es correr un medio maratón o un maratón, obviamente tendrás que hacer más kilómetros semanales. Cuando elabores tu plan, no te olvides de considerar los días de descanso, ya que esos días también son parte del entrenamiento.


2- DEFINIR OBJETIVOS:
Si lo que quieres es mejorar el tiempo, es probable que los kilómetros aumenten pero si tu objetivo es terminar la carrera sin importar el tiempo, lo más probable es que la cantidad de kilómetros no tenga tanta importancia, en un principio, ya que después poco a poco irás trabajando la resistencia.

3-ADAPTARSE AL AUMENTO DE KILÓMETROS:

Cuando sus objetivos comienzan a ser más desafiantes, es necesario que le den tiempo a su cuerpo para adaptarse a las nuevas exigencias. Por lo que lo mejor que pueden hacer es comenzar de a poco, por ejemplo, ir aumentar un kilómetro por sesión y así llegar poco a poco a la distancia deseada.