Quizás al leer la primera frase del título de este post pensaron que comenzaríamos a hablar…